La Filosofía mejora el mundoNuestro Portal, abierto a los buscadores, está lleno de propuestas, siguiendo una orientación de la Filosofía, entendida como manera de vivir, de estar en el mundo. No es la nuestra una tarea meramente teorética, de especulación intelectual, sino que, siguiendo el ejemplo de muchos maestros, empezando por el sublime Sócrates, estamos convencidos de que promover la Filosofía en estos tiempos es una de las más eficaces maneras de hacer realidad los ideales de un mundo mejor, que aun los más escépticos estarán dispuestos a desear para todos.

Mucho por desarrollarA pesar de que tendemos a creer que apenas si quedan enigmas por descifrar en el ámbito del conocimiento científico, cada día aparecen noticias que nos informan sobre lo contrario, es decir, que vivimos rodeados de desconocimiento, por no decir de misterios aún pendientes de resolución y esclarecimiento.

Plantar árbolesÉsta es la época, es el momento de plantar árboles. Tras las terribles imágenes de los montes ardiendo, que por desgracia se reproducen todos los años, la sencilla escena de los nuevos tallos, recién plantados, pone un contrapunto a la barbarie de la destrucción, tantas veces intencionada, de nuestros bosques, tantas veces movida por el odio o el resentimiento.

Redescubrir la filosofíaPara muchos la Filosofía es un quehacer tedioso, asignatura obligada de los planes de estudios, enredos argumentales con términos incomprensibles y obtusos. En algún momento de la historia de la cultura, la Filosofía se alejó de la vida y se recluyó en ámbitos académicos, ensimismada y casi encerrada en sus planteamientos teóricos, cuando no en callejones sin salida.

SócratesSolemos repetir que la palabra Filosofía significa amor a la sabiduría, la más clásica de las traducciones, que se atribuye a Pitágoras, como un testimonio de humildad, al no querer ser considerado como sabio, sino simplemente aspirante a la posesión del conocimiento de lo Bello, lo Justo y lo Bueno. La filosofía es así considerada como un camino, un recorrido por el laberinto de la vida, en busca de las claves sobre el sentido último de las cosas.

Volver a los clásicosEn el largo camino de búsqueda del sentido hay lugares de remanso, donde poder calmar las ansiedades y los desconciertos. No se pueden localizar físicamente, o quizá sí, porque en sentido estricto pertenecen al territorio mental donde se forjan los descubrimientos espirituales que aportan cierto "valor añadido" a la vida de todos los días. La experiencia nos va orientando en nuestro tránsito por los laberintos y cuando más necesitados estamos de nuevas propuestas, nos suele conducir a la compañía de los clásicos.

Buen comienzoHay momentos en el año especialmente dotados para hacernos sentir que comenzamos, que tras el desgaste de las rutinas y los cansancios podemos empezar una nueva página en blanco del libro de nuestra vida, y éste, del año nuevo es uno de los más privilegiados. Por algo, en su propio nombre, Enero, lleva el significado de una puerta que se abre, de un inicio, una expectativa hacia el futuro.

Hoy es el primer día del resto de nuestra vidaComo si de un ritual establecido desde antiguo se tratase, cada comienzo de año solemos desearnos que ese nuevo ciclo del tiempo que se inicia nos traiga toda clase de bienes. Desde nuestro boletín nos sumamos a esa tarea de difundir buenos deseos a todos nuestros pacientes lectores, pero también, como aprendices de filósofos, proponemos una breve reflexión sobre el tiempo y los intentos humanos por contenerlo, por dominarlo o incluso por descubrir sus secretos.

Encuentro con los librosEstos días ya cortos del otoño, en muchas ciudades, se instalan ferias de libros antiguos y de ocasión, cita ineludible de los amantes de la lectura. El mercado editorial, tan voraz y agresivo como todos los demás, arrincona a los almacenes muchos títulos valiosos que no consiguieron despertar la demanda de los compradores de novedades con la rapidez necesaria y ahora resurgen, apareciendo entre las estanterías de las casetas, como una segunda oportunidad de encontrarse con sus legítimos destinatarios.

Escena navideña Una de las más sugerentes escenas de la Navidad es la que protagonizan los tres Reyes Magos, venidos de Oriente, postrados ante el divino Niño que acaba de nacer en un pesebre, presidida por el contraste entre la extrema pobreza de la sagrada familia y la magnificencia de los altos dignatarios, ofreciendo sus ricos presentes a aquel Niño que era ya el Rey del Mundo

SonrisaLa consideración moderna acerca del humor ha cambiado enormemente. El humor y la risa son considerados como actitudes propias del hombre, y que nos diferencian de los animales. El humor es una demostración de grandeza que pareciera decir que en última instancia todo es absurdo y que lo mejor es reír, como aquel condenado a muerte que llevan a la horca un lunes y exclama: "¡Bonita forma de comenzar la semana!". El humor es una afirmación de dignidad, una declaración de superioridad del ser humano sobre lo que acontece.

Destacados científicos dicen que con el humor y la risa se puede escapar de las enfermedades, inclusive de los males crónicos. Mediadores químicos cerebrales como la serotonina o las endorfinas que el cuerpo segrega, generan una sensación de euforia que alimenta al organismo con una pequeña dosis de alegría cuando una persona ríe.