Las crisis humanasDesde el punto de vista psicológico, uno de los símbolos más frecuentes para representar la existencia humana individual en su devenir es el del camino. Sin embargo, hay caminos y caminos. Los hay llanos como si siguieran una interminable línea a través del desierto, y casi inexpugnables, como si fueran una mezcla de desfiladero pedregoso y selva tropical enmarañada. Así, los caminos simbólicos tendrán todas las variedades posibles de los caminos de la realidad, los que constituyen los senderos físicos; y habrá tantas posibilidades simbólicas como diferencias hay en las rutas a través de los paisajes del mundo, siendo en el universo interno cada posibilidad, cada ruta, un símbolo que alude, que explica, que refiere analógicamente un modo de ser y de sentir del ente humano.

Así es, si así os parece… Las proyecciones psicológicasTodos los seres vivos, independientemente de sus diferencias de forma, tamaño o función, se defienden para sobrevivir, para afirmarse, para preservarse y mantener el statu quo que los define como individuos característicos. Se defienden también para seguir existiendo como seres particulares, como grupo y como especie.

Cara a caraSi soledad es la ausencia de los otros del mundo, el silencio es la ausencia de ruido exterior y de las cosas del mundo.

Un asunto de naricesTodo ser vivo tiene un olor especial y característico. En la Naturaleza, los seres vivos se perfuman (y perfuman a otros) como una forma muy principal de comunicación. El olor individualiza a los seres vivos. Precisamente por eso, en un acto de información dirigido hacia sí mismo, un animal puede marcar su entorno y sus recorridos con su propio olor, formando así una especie de invisible ruta perfumada, un rastro que le sirve de referencia y orientación en sus desplazamientos, facilitándole el camino de regreso hacia su territorio, su grupo, su colonia o su hogar.

Abderramán IIIAbd ar-Rahman ibn Muhammad, (en árabe: عبد الرحمن بن محمد), más conocido como Abderramán III o Abd al-Rahman III (Córdoba, 7 de enero de 891 - Medina Azahara, 15 de octubre de 961), octavo emir independiente (912-929) y primer califa omeya de Córdoba (929-961), con el sobrenombre de an-Nāsir li-dīn Allah (الناصر لدين الله), aquel que hace triunfar la religión de Dios.

CaravaggioConsiderado durante siglos como pintor de segundo orden , no es sino hasta el primer cuarto del XX, gracias al paciente trabajo de los historiadores del arte Venturi y Longhi, cuando por fin se hace justicia a un genio de la pintura que incluso pudo haber influido en Velázquez y Vermeer.

Gaudí: Un hombre, un sueñoEgipto, América, Grecia, son testimonio del eterno anhelo del ser humano por plasmar en la Tierra la Armonía que contempla en el Universo. Siempre hemos contado con grandes artistas que con el pincel, los sonidos, la pluma o el compás han rozado el gran Misterio de la Vida, consiguiendo que nos sobrecoja su Belleza. Belleza que tanto ayer como hoy inspira a todos aquellos que son capaces de plasmar sus Sueños

Ibn Arabi y los Caminos del Amor"El Amante es Dios, puesto que, en esta morada del amor, ningún átomo se mueve sin el permiso de Dios"

La profecía de Antonino, sacerdote del culto a Serapis, dios de la medicinaLa relación de los hechos que me dispongo a contarles ha sido posible gracias a un detallado trabajo del profesor Georg Luck, publicado en una prestigiosa editorial alemana especializada en estudios sobre textos antiguos, titulado Magia y doctrinas secretas de la Antigüedad (1990, Alfred Corner-Verlag, Stuttgart).

Las Huellas de SócratesSócrates es, sin duda, uno de los más claros ejemplos de maestros de vida, una de las columnas del pensamiento occidental. Analfabeto, habla en la plaza pública y desarrolla los temas más profundos relacionados con el hombre. De él afirmaría el oráculo de Delfos que era el más sabio entre los hombres de su tiempo.

Mario Roso de Luna“Generalmente, todo hombre que tiene una idea fija acaba convirtiéndose en extravagante para los demás. Lo mismo da que sea vegetariano, espiritista, teósofo, naturista…”

Martin Luther King«TODOS LOS SERES HUMANOS NACEN LIBRES E IGUALES EN DIGNIDAD Y DERECHOS. DOTADOS COMO ESTÁN DE RAZÓN Y CONCIENCIA DEBEN COMPORTARSE FRATERNALMENTE LOS UNOS CON LOS OTROS.» (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Art. 1)