La Sabiduría Hermética en el Siglo de OroA ninguno de los amantes de la literatura del siglo de oro, les puede pasar por alto en muchos casos, que sus autores proponen dos niveles de lectura, uno superficial "A Sobre Peine" y otro mas interior y profundo "Meditado y rumiado bien", el primero va dirigido a todo el mundo, el vulgo, el segundo está reservado a unos pocos.

La torre de CanyamelSola, alta y protectora, se eleva en tierras mallorquinas una torre medieval de defensa que extiende su vieja mano sobre el fértil valle de Canyamel. Edificada en el siglo XIII, de estilo gótico, su nombre primitivo era "Torre d'en Montsó", sustituido por Torre de Canyamel al establecerse cultivo de caña de azúcar en la segunda mitad del siglo XV.

Las rutas de la sedaLa aventura que representa conocer tierras lejanas siempre ha atraído al hombre, que se las ha ingeniado para dar cauce a esta inclinación, de una manera u otra. La Historia nos demuestra cómo en la raíz de muchos acontecimientos trascendentales que influyeron decisivamente en su curso, no estaba precisamente una sed de poder, o de imponer formas de vida, sino más bien ese carácter aventurero, amante del riesgo y de las experiencias fuertes, deseoso de someterse al desafío de las dificultades, a cambio de ensanchar el horizonte vital.

Los embalsamamientos en el Antiguo EgiptoLa técnica de embalsamar alcanzó en Egipto las más altas cotas de perfección, totalmente comparables a las realizadas en nuestra Medicina, con toda su parafernalia técnica y científica. La gran diferencia estriba en el carácter ritual, sagrado y mágico que motivaba al pueblo egipcio y más concretamente a la alta casta sacerdotal, a llevar a cabo tan sofisticado método.

Los trovadoresLa Historia nos demuestra cómo con el paso del tiempo van cambiando los estados, los pueblos, las formas de vestir, de trasladarse en el espacio, etc. Y también nos muestra cómo cambia aquello que para la gente es más importante, su escala de valores. Hubo una época, hace mucho tiempo, en la que lo más importante fue el Amor. Fue una época de damas y caballeros, de leyendas y aventuras, de música y cortesía, de grandes reinas y cofradías misteriosas, de luz y de tinieblas, en la que los horizontes del corazón se ensancharon hasta lo inconcebible: fue la época de los trovadores.

Mitos y leyendas de AndalucíaEn estos últimos años se viene hablando mucho de la identidad de Andalucía. Los estudiosos de las Ciencias Sociales, sociólogos y antropólogos, vienen, desde los años 80, revisando y preguntándose si existe realmente una cultura andaluza y hasta qué punto existe o no conciencia de nación en Andalucía.

Mujeres de Al-AndalusAl-Andalus es un espacio y a la vez un tiempo. Un tiempo-espacio privilegiados donde se encontraron los ricos legados que el pasado había ido dejando en una tierra dispuesta a recibir a los pueblos distantes y dejarse conquistar por ellos, dándoles a cambio su propia riqueza, a través de las diversas maneras de concebir la vida. A lo largo de los siglos y de las vicisitudes que planteó la historia, el espacio andalusí se fue modificando: como hacen los mundos, primero, con el impulso de los inicios se fue ampliando, para luego volverse hacia sí mismo, en un proceso imparable de decadencia y debilidad, apenas frenado por la intervención de personajes singulares.

El Origen del CalendarioEl primer año del III milenio
A pesar de la controversia «popular», científicamente no hay ninguna duda acerca de cuál es el primer año del siglo XXI, y por tanto, del III milenio. Cuando Dionisio propuso tomar el nacimiento de Cristo como origen del calendario no puso esta fecha como año cero, primero porque era un concepto todavía demasiado abstracto para la época, y segundo porque su cronología contaba annus Domini, es decir, «año del Señor», siendo, por tanto, el año en que nació Cristo el 1 a.D. del siglo I

Gigia: Historia de una ciudadAl igual que la mayoría de los pueblos, el origen de Asturias se pierde en la noche de los tiempos, y las primeras páginas de su Historia están entre nieblas, como lo están sus altas cumbres. Para no interpretar hechos y darles un nuevo matiz equivocado, vamos a beber en las fuentes primeras de donde brota la historia. De la historia de Gijón, la antigua Gigia o Noega, apenas nos quedan algunos textos que hacen mención de lo acaecido en esta villa en tiempos pasados. Gigia, según las crónicas, era, junto con Lancia, la ciudad más importante de los astures.

La Sigillata hispanaLa industria alfarera nace en el Neolítico y llega hasta nuestros días. Sus restos hacen feliz al arqueólogo, puesto que permiten la datación con un error mínimo de años. Y las más hermosas de las piezas son las sigillatas, es decir, las que llevan grabados.

Las TermópilasPuede afirmarse que la batalla de las Termópilas fue uno de esos contados momentos de la historia que han marcado de un modo definitivo e indiscutible el futuro de la humanidad.

Mérida, un paseo por la HistoriaEl grupo de socios de Nueva Acrópolis Córdoba realizó, en los primeros días del otoño, un viaje de fin de semana a Mérida, una de las poblaciones romanas más florecientes de su época a la que sus antiguos pobladores romanos bautizaron con el nombre de EMERITA AUGUSTA. Esta bella localidad extremeña fue fundada en el año 25 a.C por el Emperador Augusto y se asienta junto a dos ríos, el Guadiana y el Albarregas. Tras el período visigodo sufrió un considerable declive quedando prácticamente relegada durante siglos, aunque desde 1983 Mérida ha recobrado el pulso de su grandeza ya que en diciembre de ese mismo año fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.