Mayo, el despertar de la VidaTradicionalmente es Mayo el mes de las flores, el mes de la Primavera por excelencia. Y no recurrimos a estas expresiones como simples imágenes literarias mil veces repetidas, sino que pretendemos buscar el sentido simple y real de la Primavera y la flor. Cual filósofos a la vieja usanza, tan vieja que ya es otra vez nueva, queremos la respuesta directa de la Naturaleza a la sed de conocimiento que duerme en nosotros.

Simbolismo de las CatedralesUn mito universal que trata de la inmortalidad del Alma y de la existencia de un Destino cósmico del cual el hombre debe participar de manera consciente y activa.

Sobre los MitosSe hace necesario precisar lo que entendemos por la palabra mito, pues la utilizamos de manera equívoca: como palabra con contenido que remite a una determinada realidad, aunque no sea la cotidiana, sino engrandecida por lo simbólico, y como todo lo contrario, un mito es una mentira, algo que no significa nada, un engaño, una falsa creencia. Sin olvidar el antiguo enfrentamiento u oposición entre el mithos y el logos, lo cual apunta a una diferencia de matiz entre dos formas de conocimiento

El héroe por excelencia de la tradición greco-latina: HeraclesEs hijo de Zeus (inmortal) y de Alcmena (mortal). Otra vez representa el fruto del espíritu hendiendo con su impulso la materia –de forma análoga al origen del cosmos–. Zeus anuncia que ha engendrado a Hércules ante el consejo de los dioses olímpicos. Pero Hera, su esposa celeste, símbolo de la Ley, decide que sólo podrá estar entre los inmortales si supera todas las pruebas que le envíe. Recorreremos el mito de Hércules atendiendo a algunas de sus claves simbólicas y éticas.

Orígenes mitológicos de las constelaciones zodiacalesMirar al cielo es el quehacer inteligente más antiguo del hombre. Entender el cielo, aprender a leer y escribir en él el presente, el pasado y el futuro. El tiempo está en las estrellas; en las estrellas también los caminos del mar y de la tierra.

Nueva Acrópolis - Mitología de los árbolesEl árbol representa una manifestación muy especial de las fuerzas y del poder divino. Fue venerado en todas las culturas y en todos los tiempos, y desde siempre estuvo íntimamente relacionado con el destino de los hombres.

Merlín o la era de los diosesAl escoger este tema y enfrentarme con la tarea de enfocarlo, me percaté de lo extenso que resultaría, aun restringiéndolo al aspecto simbólico y dentro de un período de tiempo que no profundizase en las raíces célticas, escandinavas o germánicas de la tradición, ni tampoco se extendiese más allá del siglo XII en las varias interpretaciones y nuevas versiones que aparecieron hasta el siglo pasado con las óperas de Wagner.

La Luna: mediadora entre los dioses y los hombresLa Astrología siempre consideró a los astros como seres vivos y estudió las relaciones que éstos mantenían con todas las demás entidades vivientes. Para la Astrología, como para la tradición esotérica, el Universo es un Gran Ser Vivo, donde todo está interrelacionado, aunque manifestado en diferentes niveles de evolución

El enigma de los megalitosSe yerguen en los campos de Europa como gastados monumentos olvidados. Viejos y toscos, como vencidos por el tiempo, pero grandiosos y sobrecogedores en su magnitud y en su permanencia.

El hechizo de Eros¿Hay algo más sublime, mágico y bello que el Amor? Mueve y mantiene el mundo, atrae unas cosas hacia otras, buscando la armonía, la Unión perdida, la evolución. Las embellece, vitaliza, ennoblece. El solo con su espíritu vuelve sublime, trascendente, algo normal y corriente aparentemente. Hasta que El llega, todo duerme y latente espera el beso de Eros para despertar, vivir y brillar bajo la luz del Sol.

El simbolismo de las MusasLa Musa es una figura como no se ha revelado a ningún otro pueblo. Es la Diosa de la Verdad en el sentido más elevado. Los rapsodas y poetas, los que hablan la verdad, se llamaban a sí mismos sus servidores, sus secuaces o "profetas", y le dedicaban su veneración piadosa y ritual. Eran plenamente conscientes de no poder reivindicar para sí lo que nosotros tan soberbiamente llamamos fuerza creadora, sino que no se consideraban más que escuchas, mientras que la Diosa misma es la que canta.

Jano, el Dios dedicado a EneroEstamos cerca de entrar en Enero, el mes dedicado desde épocas lejanas al Dios Jano, formidable figura de doble faz, una que mira hacia el pasado, y otra que apunta hacia el futuro. Para Jano no hay presente; el presente es apenas el fugaz instante que divide lo que se fue de lo que viene, sin fijarse ni detenerse en ninguno de los dos.